PROYECTO CONTRA LA EXPLOTACIÓN LABORAL INFANTIL A TRAVÉS DE LA ALFABETIZACIÓN

La explotación infantil es una de las problemáticas más graves de Passor, donde operan más de 500 ladrilleras. Aquí se trasladan cada año miles de familias procedentes de otros estados más empobrecidos de India buscando trabajo y mejorar su calidad de vida. Estas familias construyen cada año pequeñas chabolas con ladrillos defectuosos alrededor de las fábricas en las que trabajan, sin acceso a agua potable y saneamiento básico (aproximadamente 100 familias viven en cada fábrica). La mayoría pertenece a las castas más bajas, son analfabetas y no son conscientes de la importancia de la educación, por lo que en muchos casos los hijos son puestos también a trabajar desde edades muy tempranas, para así conseguir entre todos mayor cantidad de ladrillos a lo largo del día (cobran por ladrillo terminado), limitando sus opciones futuras.

Ante la gravedad de la situación que se vive en las ladrilleras, junto a Don Bosco, en 2010 se abre una escuela para que puedan acudir estos niños y en paralelo se desarrollan actividades de sensibilización con los padres, con el objetivo de que compran el valor de la educación, y acciones informativas en temas nutricionales y sanitarios, para lograr no sólo que los niños dejen de ser considerados mano de obra y acudan a la escuela, sino que además su desarrollo sea adecuado y gocen de buena salud y alimentación.

Según encuestas periódicas realizadas a la población que vive cerca de las ladrilleras, se constata la necesidad de continuar el desarrollo del proyecto porque aún la problemática persiste, pero además porque el proyecto año tras año tiene mejores resultados, demostrando su pertinencia y demostrando que el trabajo realizado tiene el efecto esperado.

En 2019 se está trabajando en 20 fábricas de ladrillos; pero la situación de pandemia por Covid-19 ha reducido el volumen de trabajo hasta 18 fábricas en 2021.

Como novedad añadida, la instalación de la tecnología PPa  permitirá un trabajo más eficiente y la medición fidedigna del impacto del proyecto. 

25%

Reducción trabajo infantil


85%

Asistencia regular a clase


82%

Reducción malnutrición infantil


54%

Reducción de enfermedades estacionales por vacunación


EDUCACIÓN ES FUTURO.

Cambiemos ladrillos por libros

Junto a nuestro socio local, más de 300 niños y 6.000 adultos, entre padres, madres y trabajadores de las fábricas de ladrillos se han beneficiado del proyecto.

Don.Bosco

#COLEGIO PARA TODOS

Puedes donar a este proyecto o contribuir a través de nuestra campaña de mascarillas solidarias

1 mascarilla = 1 mes de colegio para 1 niño en Passor.

#ColegioParaTodos